TDAH

ÍNDICE:

  1. ¿Qué es el TDAH?
  2. ¿Qué síntomas presenta el TDAH?
  3. ¿Cuáles son las causas del TDAH?
  4. ¿Cómo es el diagnóstico del TDAH?
  5. ¿En qué consiste el tratamiento del TDAH?

 

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno mental que suele aparecer en la infancia. Presenta una combinación de síntomas como la dificultad para prestar atención, la hiperactividad y una conducta impulsiva.

El TDAH suele aparecer en la infancia, aunque en muchos casos no es reconocido como tal hasta que la persona es adulta. En el caso de los adultos, puede traer algunos problemas como relaciones inestables, problemas académicos o laborales y baja autoestima.

Este trastorno se distingue en tres subtipos:

  • Predominantemente inatento
  • Predominantemente hiperactivo-impulsivo
  • Combinado

 

¿Qué síntomas presenta el TDAH?

Los síntomas de este tipo de trastorno suelen comenzar antes de los 12 años de edad y, en algunos casos, a partir de los 3 años. Pueden ser leves, moderados o graves.

En general, se caracteriza por un aumento excesivo de impulsividad e hiperactividad y por la dificultad para mantener la atención durante un periodo de tiempo continuado. Cuando este tipo de comportamiento es persistente, más frecuente y de intensidad mayor que la habitual en niños de su edad, acaba afectando a su rendimiento escolar y a sus relaciones en varios ámbitos de su vida.

Además, en muchos casos, los niños afectados por TDAH también sufren otros trastornos, como depresión, ansiedad o trastornos del aprendizaje.

Falta de atención:

  • No presta atención a los detalles y tiene errores por descuido
  • No se concentra tareas o juegos
  • No es capaz de seguir instrucciones
  • Evita la tarea escolar o de cualquier tipo que requiera concentración
  • Pierde cosas repetidamente

Hiperactividad e Impulsividad:

  • Es una persona inquieta, incluso cuando está sentada
  • Le cuesta permanecer sentado o quieto
  • Va de un lado a otro en situaciones no apropiadas
  • Tiene problemas para jugar o hacer actividades tranquilas
  • Habla demasiado
  • Interrumpe a quien está hablando y da respuestas apresuradas
  • No espera su turno
El TDAH se caracteriza por un aumento excesivo
 de impulsividad e hiperactividad 

¿Cuáles son las causas del TDAH?

La causa exacta del TDAH no está del todo esclarecida. Sin embargo, se ha determinado algunos factores que intervienen en el desarrollo de esta patología, como la genética, el medio ambiente y los problemas con el sistema nervioso central.

Por otro lado, se han establecido algunos factores de riesgo en el surgimiento del TDAH:

  • Factores genéticos: los aspectos hereditarios explican un 80% de los casos de TDAH.
  • Exposición a toxinas ambientales (por ejemplo, el plomo).
  • Consumo de alcohol, drogas o tabaquismo durante el embarazo.
  • Nacimiento prematuro.

 

¿Cómo es el diagnóstico del TDAH?

El diagnóstico de TDAH es complejo, ya que muchas personas presentan síntomas compatibles, pero no presentan este trastorno. Por esta razón, el diagnóstico implica dos condiciones: por un lado, que coexistan diferentes síntomas y, por otro lado, que estos síntomas se manifiesten en diferentes ámbitos de la vida de la persona, es decir, en la familia, la escuela o el círculo de amigos. Además, estos síntomas tienen que estar presentes de forma constante y prolongada.

 

¿En qué consiste el tratamiento del TDAH?

Es importante un diagnóstico correcto para instaurar un tratamiento adecuado a cada paciente. Las principales vías de tratamiento son:

  • Psicológica: utiliza terapias como la cognitivo-conductual, entrenamiento para los padres y entrenamiento en habilidades sociales.
  • Psicopedagógica: se basa tanto en la reeducación del niño para mejorar su rendimiento académico como la formación a docentes para detectar el problema lo antes posible.
  • Farmacológico: los medicamentos utilizados en España son el metilfenidato (estimulante) y la atomoxetina (no estimulante).